¿Qué es?

El dióxido de carbono es un gas inodoro, incoloro, ligeramente ácido y no inflamable. Es soluble en agua cuando la presión se mantiene constante, y está formado por una molécula lineal de un átomo de carbono ligado a dos átomos de oxígeno, de la forma O = C = O.

A pesar de que a temperatura y condiciones ordinarias se encuentra en forma gaseosa, puede solidificarse si se somete a temperaturas inferiores de -79º C, y licuarse cuando se disuelve en agua.

La sustancia se descompone al calentarla intensamente por encima de 2000º C, produciendo humos tóxicos de monóxido de carbono, y reaccionando violentamente con bases fuertes y metales alcalinos. De hecho, algunos polvos metálicos formados por magnesio, circonio, titanio, aluminio, cromo y manganeso, pueden ignitar y explotar cuando se calientan en presencia de dióxido de carbono.

Propiedades físicas del dióxido de carbono.

  • Fórmula química: CO2
  • Masa molecular: 44.0 g/mol
  • Punto de sublimación: -79º C
  • Punto de fusión: -56.6 a 5.2 atmósferas.
  • Solubilidad en agua (ml /100 ml a 20º C): 88
  • Presión de vapor (Kpa a 20º C): 5720
  • Densidad relativa del gas (aire =1g/ml): 1.5 g/ml

Fuentes de emisión y aplicaciones del dioxido de carbono.

En la naturaleza, una fuente de emisión importante son los procesos fotosintéticos, concretamente el proceso de respiración, en el que los componentes alimentarios de animales y plantas se oxidan para la obtención de energía, desprendiéndose en la reacción, dióxido de carbono y agua. Los incendios forestales también constituyen un foco de liberación significativa, ya que se produce la quema de combustibles fósiles (madera y biomasa fundamentalmente).

Con respecto a los complejos industriales, el sector energético es responsable de la mayor parte de las emisiones de dióxido de carbono con un 91,8 % del total, y dentro del mismo, el sector transporte figura con el 29,9 %, debido fundamentalmente a la quema de gas, gasolina y otros derivados del petróleo. La industria del cemento y las plantas de incineración de residuos representan el 6,4 % del total emitido, y como fuentes minoritarias, se encuentran la industria química y la industria metalúrgica con un 1,8 %.

Efectos sobre la salud humana y el medio ambiente.

El dióxido de carbono en estado líquido, se evapora con gran rapidez originando una saturación total del aire, que genera grave riesgo de asfixia. En contacto con la piel y los ojos puede provocar graves efectos de congelación.

La inhalación de elevadas concentraciones, puede originar hiperventilación, pérdida del conocimiento, taquicardias y dolores de cabeza. Si la exposición es prolongada o repetitiva puede provocar alteraciones en el metabolismo de la persona.

En el medio ambiente, el dióxido de carbono es la sustancia que más contribuye al efecto invernadero, es decir, que absorbe gran parte de la radiación solar incidente, reteniéndola cerca de la superficie terrestre y produciendo una calentamiento progresivo de la misma.

Riesgos y consejos de prudencia en su manipulación.

Consejos de prudencia

  • S9: Mantener el envase en un lugar bien ventilado.

Fuente: EINECS (European INventory of Existing Commercial chemical Substances)

http://esis.jrc.ec.europa.eu/index.php?PGM=ein

Umbrales de emisión establecidos por el RD 508/2007 ( kg/año).

Umbral de emisión a la atmósfera: 100.000.000 kg/año

Umbral de emisión al agua: -

Umbral de emisión al suelo: -

De lunes a viernes
de 9:00 h. a 15:00 h.
902 54 53 50
Si desea realizar cualquier consulta o sugerencia, por favor utilice nuestro formulario de contacto.
En linea