¡NOVEDAD! PUBLICACIÓN DATOS AÑO 2017
Los datos publicados respecto al año 2017 corresponden a todas las emisiones y transferencias de residuos por encima de cero validadas por las autoridades competentes.

¿Qué es?

El zinc es un metal, clasificado como metal de transición, aunque estrictamente no lo sea, que presenta cierto parecido con el magnesio y el berilio además de con los elementos de su grupo. Se trata de un metal de color blanco azulado, lustroso, moderadamente duro (2.5 en la escala de Mohs) y buen conductor de calor y de electricidad. Además presenta una gran resistencia a la deformación plástica en frío, aunque en caliente disminuye progresivamente, lo que obliga a laminarlo por encima de 100º C.

Químicamente es activo, y reacciona con ácidos no oxidantes pasando a un estado de oxidación +2 en el que libera hidrógeno para formar iones zinc, (Zn+2), pudiendo disolverse en soluciones fuertemente alcalinas para formar iones dinegativos de tetrahidroxizincatos, (Zn(OH)2-).

El zinc es siempre divalente en sus compuestos, excepto algunos cuando se une a otros metales, que se denominan aleaciones de zinc. Forma también muchos compuestos de coordinación, en los que la unidad estructural fundamental es un ión central de zinc, rodeado por cuatro grupos coordinados dispuestos espacialmente en las esquinas de un tetraedro regular.

Propiedades físicas.

  • Fórmula química: Zn
  • Masa atómica: 65.4 g/mol
  • Punto de ebullición: 907º C
  • Punto de fusión: 419º C
  • Densidad relativa del líquido (agua =1 g/ml): 7.14
  • Solubilidad en agua: Buena.
  • Presión de vapor (kPa a 487º C): 0.1
  • Temperatura de autoignición: 460º C

Fuentes de emisión y aplicaciones del zinc.

El zinc es uno de los elementos menos comunes, y se estima que forma parte de la corteza terrestre en un 0.0005-0.02%. Los principales minerales que contienen Zinc son la blenda, la marmatita ó esfalerita de zinc, y el sulfuro de zinc. También se encuentra en la mayor parte de los alimentos, especialmente en los que son ricos en proteínas.

Actualmente, las concentraciones están aumentando por causas no naturales, debido a la adición de Zinc a través de las actividades humanas. De hecho es adicionado durante actividades industriales mineras, en la combustión de carbón y residuos, y el procesado del acero.

Una de las principales aplicaciones del zinc, tienen lugar en el proceso de recubrimiento de otros metales, por ejemplo durante el galvanizado, el hierro ó el acero se introduce en zinc fundido (proceso de hot-dip)que sirve como protector.

Efectos sobre la salud humana y el medio ambiente.

El Zinc es un elemento traza que es esencial para la salud humana, ya que un defecto en él, puede experimentar una pérdida del apetito, disminución de la sensibilidad, el sabor y el olor, pequeñas llagas y erupciones cutáneas.

Por contacto es una sustancia que irrita los ojos, la piel y el tracto respiratorio, pudiendo causar efectos en la sangre (metahemoglobinemia), el riñón, provocar vómitos, nauseas, y anemias si se produce una ingestión de elevadas cantidades, sin embargo la sintomatología puede aparecer de forma no inmediata.

En el Ambiente de trabajo el contacto con Zinc puede causar la gripe conocida como la fiebre del metal, que es causada por una gran sensibilidad al mismo.

Con respecto a su incidencia con el medio ambiente, el medio acuático generalmente se contamina de grandes cantidades de zinc gracias a los vertidos de las plantas industriales, provocando la presencia de fangos contaminados en las orillas de los ríos y de la acidificación de las aguas superficiales. Algunos peces acumulan zinc en sus órganos, pudiendo transmitirse al hombre a través de la cadena alimenticia.

En el suelo, el zinc tiene un efecto tóxico sobre las plantas, impidiendo su crecimiento y desarrollo, y limitando sus condiciones de supervivencia. También puede interrumpir la actividad biológica del suelo, influyendo negativamente en la actividad de microorganismos y lombrices.

Riesgos y consejos de prudencia en su manipulación.

Frases de Riesgo

  • R50/53: Muy tóxico para los organismos acuáticos, pudiendo causar efectos adversos en el medio ambiente a largo plazo.

Consejos de prudencia.

  • S60: Este producto y su envase se debe gestionar como residuos peligrosos.
  • S61: Evitar su vertido al medio ambiente. Referirse a las instrucciones especificadas en las hojas de seguridad

Fuente: ECHA ( European CHemical Agency )

https://echa.europa.eu/substance-information/-/substanceinfo/100.028.341

Umbrales de información pública establecidos por el RD 508/2007 (kg/año).

Umbral de información pública a la atmósfera: 200 kg/año.

Umbral de información pública al agua: 100 kg/año.

Umbral de información pública al suelo: 100 kg/año.

De lunes a viernes
de 9:00 h. a 15:00 h.
902 54 53 50
Si desea realizar cualquier consulta o sugerencia, por favor utilice nuestro formulario de contacto.
En linea