¡NOVEDAD! PUBLICACIÓN DATOS AÑO 2017
Los datos publicados respecto al año 2017 corresponden a todas las emisiones y transferencias de residuos por encima de cero validadas por las autoridades competentes.

¿Qué es?

El DDT es conocido como Dicloro–Difenil–Tricloroetano, sin embargo ese no es, químicamente hablando, su auténtico nombre, que es algo más complicado: 1,1,1–Tricloro–2,2–bis (p-clorofenil) etano.

Pertenece al grupo de los insecticidas denominados organoclorados, entre los que se encuentra el lindano, el aldrín, el heptacloro y el metoxicloro. El DDT actúa sobre los nervios motores y sensitivos de los invertebrados, alterando el transporte de iones sódicos y potásicos, y, por consiguiente, los potenciales de membrana.

Actualmente es una sustancia prohibida en prácticamente en todo el mundo debido a su gran persistencia y bioacumulación en el medio ambiente.

Propiedades físicas.

Es un compuesto incoloro y cristalino con un peso molecular de 354 g/mol. Es una molécula muy lipófila e insoluble en agua, es decir, se disuelve bien en las sustancias grasas, pero no lo hace en las acuosas.

Fuentes de emisión y aplicaciones de los DDT.

Fue un insecticida de enorme utilidad para los países tropicales, ya que al ser de carácter graso no se lava por las intensas lluvias. No obstante, su principal aplicación tuvo lugar con fin de combatir insectos portadores de enfermedades como la malaria, paludismo, fiebre amarilla, la enfermedad del sueño, la peste bubónica y la encefalitis.

Efectos sobre la salud humana y el medio ambiente.

Si la exposición al DDT es de corta duración esta sustancia irrita los ojos, la piel y el tracto respiratorio. Puede causar efectos en el sistema nervioso central dando lugar a convulsiones y un fallo respiratorio.

Una exposición excesiva al DDT puede afectar a la glándula suprarrenal, al cerebro, hígado, nervio periférico, sistema reproductivo y al feto, pudiendo provocar cáncer y tumores.

La persistencia media del DDT en un ecosistema es de tres años. Al ser un insecticida liposoluble, que sólo se disuelve en sustancias grasas, no se elimina en la orina y se acumula en los tejidos grasos. De tal forma que en el medio ambiente, un organismo que lo ingiere o absorbe lo acumula en sus tejidos grasos. Si este organismo sirve de alimentación a otro, éste acumulará lo que ya tenía de DDT más lo que ha ingerido de aquel. De esta manera, la concentración de DDT se va amplificando. El peligro medioambiental del DDT reside en su efecto biopersistente, ya que se acumula en la cadena trófica.

También se sospecha sobre su efecto en el metabolismo del calcio en las aves. Es un hecho comprobado que en los últimos tiempos las cáscaras de los huevos de las aves son más finas, hecho que ha provocado una menor tasa de reproducción, afectando, sobre todo, a las silvestres. Se ha relacionado este hecho con el DDT, implicando al metabolismo del calcio, pero lo cierto es que no hay ningún estudio concluyente y sí muchos contradictorios.

Riesgos y consejos de prudencia en la manipulación.

Frases de riesgo.

  • R25: Tóxico por ingestión.
  • R40: Posibles efectos cancerígenos.
  • R48/25: Tóxico, riesgo de efectos graves para la salud en caso de exposición prolongada por ingestión.
  • R50/53: Muy tóxico para organismos acuáticos, puede provocar a largo plazo efectos negativos a largo plazo.

Consejos de prudencia.

  • S1/2: Consérvese bajo llave y manténgase fuera del alcance de los niños.
  • S22: No respirar el polvo.
  • S36/37: Úsense indumentaria y guantes de protección adecuados.
  • S45: En caso de accidente y malestar, acúdase inmediatamente al médico (si es posible, muéstresele la etiqueta).
  • S60: Elimínese el producto y su recipiente como residuos peligrosos.
  • S61: Evítese su liberación al medio ambiente. Recábense instrucciones de su ficha de datos de seguridad.

Fuente: ECHA (European CHemical Agency)

https://echa.europa.eu/substance-information/-/substanceinfo/100.000.023

Umbrales de información pública establecidos por el RD 508/2007 (kg/año).

Umbral de información pública a la atmósfera: 1 kg/año.

Umbral de información pública al agua: 1 kg/año.

Umbral de información pública al suelo: 1 kg/año.

De lunes a viernes
de 9:00 h. a 15:00 h.
902 54 53 50
Si desea realizar cualquier consulta o sugerencia, por favor utilice nuestro formulario de contacto.
En linea