¡NOVEDAD! PUBLICACIÓN DATOS AÑO 2017
Los datos publicados respecto al año 2017 corresponden a todas las emisiones y transferencias de residuos por encima de cero validadas por las autoridades competentes.

¿Qué es?

El cadmio es un elemento químico poco abundante, que tiene una estrecha relación con el zinc, con el que se encuentra asociado en la naturaleza. Es un metal dúctil, de color blanco con un ligero matiz azulado. Es más blando y maleable que el zinc, pero un poco más duro que el estaño. Actualmente existen en la naturaleza ocho isótopos estables de cadmio, y se han descrito once radioisótopos inestables de tipo artificial.

El cadmio es miembro del grupo 12 (zinc, cadmio y mercurio) en la tabla periódica, y presenta propiedades químicas intermedias entre las del zinc metálico en soluciones ácidas de sulfato. Se trata de una sustancia bastante tóxica y divalente en todos sus compuestos estables y su ión (Zn +2) es incoloro.

Propiedades físicas.

  • Formula química: Cd
  • Masa atómica: 112.4 g/mol
  • Punto de ebullición: 765º C
  • Punto de fusión: 321º C
  • Densidad relativa (agua =1g/ml): 8.6
  • Solubilidad en agua: Ninguna
  • Temperatura de autoignición: 250º C

Fuentes de emisión y aplicaciones del cadmio.

De forma natural, grandes cantidades de Cadmio son liberadas al ambiente, y gran parte de esta cantidad, es liberada en los ríos a través de la descomposición de rocas, mientras que una pequeña parte es liberada a la atmósfera a través de incendios forestales, volcanes y en la quema de combustibles fósiles y residuos urbanos.

Otra fuente importante de emisión de Cadmio, es la producción de fertilizantes fosfatados artificiales, en los que parte del Cadmio se acumulará en el suelo, y otra parte se verterá a las aguas superficiales, provocando contaminación de la vida acuática.

A nivel industrial, los procesos de producción de zinc, minerales de fosfatos y las industrias de fabricación de estiércol son los focos de emisión de cadmio más significativos.

Efectos sobre la salud humana y el medio ambiente.

Durante una exposición de corta duración, la sustancia es irritante para los ojos y el tracto respiratorio, y su inhalación puede originar edema pulmonar y fiebre de los humos metálicos. Estos efectos pueden aparecer en unas horas y se incrementarán con el esfuerzo físico.

Los pulmones pueden resultar afectados por la exposición prolongada o repetida a las partículas de polvo que contengan cadmio, llegando incluso a producir la muerte. En la sangre, el cadmio es transportado hacia el hígado, dónde se une a las proteínas para formar complejos que son transportados hacia los riñones. Cuando éste se acumula en los riñones, causa un daño en el mecanismo de filtración, que provoca la excreción de proteínas esenciales y azúcares.

Otros efectos causados por el cadmio a elevadas concentraciones son:

  • Diarreas, dolor de estómago y vómitos severos.
  • Fractura de huesos.
  • Fallos en la reproducción y posibilidad incluso de infertilidad.
  • Daño al sistema nervioso central.
  • Daño al sistema inmune.
  • Desordenes psicológicos.
  • Posible daño en el ADN ó desarrollo de cáncer.

Con respecto a su incidencia en el medio ambiente, el Cadmio es fuertemente adsorbido por la materia orgánica del suelo. En los suelos ácidos se genera un aumento de la toma de Cadmio por parte de las plantas, lo que supone un daño potencial para los animales que dependen de éstas para sobrevivir.

Las lombrices y otros animales esenciales para el suelo son extremadamente sensibles al envenenamiento por Cadmio, y pueden morir a muy bajas concentraciones, teniendo consecuencias en la estructura del suelo. Cuando las concentraciones de este elemento en el suelo son altas, existe una alteración en los procesos microbiológicos del suelo que pueden amenazar al bueno funcionamiento del medio.

En el medio marino puede bioacumularse en mejillones, ostras, gambas, langostas y peces. La susceptibilidad al Cadmio puede variar ampliamente entre éstos organismos, ya que los de agua salada son más resistentes al envenenamiento que los de agua dulce.

Riesgos y consejos de prudencia en su manipulación.

Frases de Riesgo

  • R26: Muy Tóxico por inhalación.
  • R45: Puede causar cáncer.
  • R48/23/25 Toxico: Puede generar severos daños en la salud humana, por una exposición prolongada, si es inhalado ó ingerido.
  • R50/53: Muy tóxico a los organismos acuáticos, puede causar a largo plazo efectos nocivos en el medio ambiente.
  • R62: Riesgo de deterioro de la fertilidad.
  • R63: Riesgo posible del daño al feto.
  • R68: Riesgo posible de efectos irreversibles.

Consejos de prudencia.

  • S45: En caso del accidente o que se encuentre mal, busque consejo médico inmediatamente.
  • S53: Evitan su exposición, obtener instrucciones especiales antes de utilizar
  • S60: este material y su envase se debe disponer como desechos peligrosos.
  • S61: Evitar su vertido al medio ambiente. Referirse a las instrucciones especificadas en las hojas de seguridad

Fuente: ECHA ( European CHemical Agency)

https://echa.europa.eu/substance-information/-/substanceinfo/100.028.320

Umbrales de información pública establecidos por el RD 508/2007 ( kg/año).

Umbral de información pública a la atmósfera: 10 kg/año.

Umbral de información pública al agua: 5 kg/año.

Umbral de información pública al suelo: 5 kg/año.

De lunes a viernes
de 9:00 h. a 15:00 h.
902 54 53 50
Si desea realizar cualquier consulta o sugerencia, por favor utilice nuestro formulario de contacto.
En linea